Seguidores

14 sept. 2011

Ella, el único vicio comparable a la botella.


Pues sí, esta chiquilla es mi hermana, mi hermana de otra madre. Pero no la típica hermana que siempre acabas a hostias con ella. No, de esas no. El tipo de hermana que te conoce, incluso mejor que ella misma, que sabe lo que te pasa con solo mirarte la cara, de esas que es capaz de renunciar a algo por ti y sin esperar nada a cambio. He vivido tan poco tiempo a su lado, pero parece toda una vida. Es la típica persona que destaca por caerle bien a todo el mundo e inspira confianza. Pues ya lo hemos dicho muchas veces, que hasta que no tengamos bastón, arrugas y nuestra dentadura esté en un vaso con agua,  no nos vamos a separar. Sí, señores, ella es mi mejor amiga y no la cambio por nada del mundo.
                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario